Donar

Así nació nuestra Sede Manizales

En el año 1973, Jaime Jaramillo - Papa Jaime, crea en Bogotá la Fundación Niños de los Andes, cuya labor social se extendió en el mes de diciembre de 1.988 a la ciudad de Manizales; al sensibilizarse junto con su hermano Alberto y un valioso grupo de manizaleños, con la realidad de los niños que sufrían abandono, maltrato, discriminación y trabajo infantil, viviendo la peor forma de maltrato que existe, la “Indiferencia Social”.

En ese momento, entendimos que los pequeños que dormían en la calle y los que tenían como único medio de subsistencia escarbar en la basura del entonces Basurero Municipal de la Quebrada Olivares, eran nuestra responsabilidad. Soñamos entonces, con una ciudad en la que la inclusión social y la igualdad fueran posibles para ellos, soñamos una ciudad sin niños de la calle.

El nacimiento de nuestra sede, está marcado con la quema de una casa construida debajo de la basura en la que vivía la familia de Pilar, una pequeña que veía pasar su infancia en medio de la basura. Gracias a una donación, se hizo realidad el sueño de una casa propia para su familia.